¿Cuándo y cada cuánto hay que llevar a la mascota al veterinario?

3 años
1021 Visitas
¿Cuándo y cada cuánto hay que llevar a la mascota al veterinario?

A la hora de asegurar que nuestra mascota goce de una buena salud, es indispensable tener un veterinario de confianza y visitarlo periódicamente. La frecuencia con la que se hagan estas visitas van a depender de las condiciones de salud del animal como de su edad. De todas maneras en el día de hoy te contamos algunos tips acerca de cuándo y cada cuánto tenés que llevar a tu mascota al veterinario, sea tanto para chequeos generales o en caso de enfermedades puntuales.

Visitar al médico es hacer medicina preventiva

Una vez más lo repetimos, las visitas al veterinario son esenciales para que tu mascota pueda encontrarse en un estado óptimo de salud. Lo ideal y lo que se siempre se recomienda es que sean regulares, aún en aquellos casos que no se identifique en el animal indicio o síntoma que podría estar indicando la presencia de una enfermedad en el animal. Hablar de visitas al médico cuando el animal se encuentra aparentemente bien, es hablar de medicina preventiva, que tiene como objetivo la detección precoz de diversas enfermedades, a partir de identificar los primeros signos de ellas.

¿Cuándo y cada cuánto hay que llevar a la mascota al veterinario?

Como dijimos la frecuencia de las visitas al veterinario depende, además del estado de salud del animal, de su edad. En este sentido, en el caso de los cachorros, es importante que vallan periódcamente hasta finalizar con el plan sanitario. La duración de éste depende del profesional a cargo y de las reglas del lugar donde habite.

En el caso de los adultos y cuando estos estén con buena salud,  como mínimo deberán concurrir al control médico una vez por año, aunque lo ideal seríaq ue lo hagan dos veces. A su vez, por año hay que revacunarlo contra la rabia y la séxtuple.

Perros y gatos, sí o sí a las visitas preventivas

No todos los animales deben ir necesariamente a las visitas preventivas con el veterinario, en el caso que sí es obligatorio es en el de los perros y los gatos. Las demás mascotas sólo deberán ir al veterinario en caso de que se detecten síntomas que podrían hacer sospechar de la presencia de una enfermedad. Esto se debe a que no es aconsejable que por ejemplo peces, aves o roedores salgan de su hábitat, porque esto implica un gran estrés para ellos.

En caso de que detectemos en el animal cambios en su conducta o anomalías en la fisiolofía de su organismo, es importate consultar rápidamente al veterinario porque éstos cambios podrían ser síntomas o signos de alguna enfermedad. Una cosa a tener presente es que a diferencia de los humanos, los animales no pueden manifestar sus molestias o dolores, por lo que depende del ojo de sus dueños el consultar con el veterinario.

Existen algunos síntomas y signos que en caso de detectarlos habrá que acudir rápidamente a una visita al veterinario. Estos son: aullidos constantes, el aumento del apetito o su disminución, inactividad y lentitud en los movimientos, cambios en el comportamiento normal del animal, por ejemplo se lo vé nervioso, decaído, con conductas agresivas, alergías, problemas para respirar con normalidad, tos, diarreas y vómitos, aumento del consumo de agua, lo que se conoce como poliuria, que es un aumento en el volumen de orina expulsada, disminución o pérdida de peso, las pupilas se dilatan, pueda tener rengueras y dolores localizados, que nos daremos cuenta por conductas agresivas o gemidos cuando se lo toca en alguna parte de su cuerpo, dilatación del abdomen, etc.

Comentarios